Dentro del Programa «Suspertu Digitala» financiado por la Diputación Foral de Bizkaia a través de Bizkaia Orekan Sakonduz.